Homilias

110 de 615 documentos

Domingo del Corpus Christi

Descarga word. Quiero continuar lejos ya de mi altar todo lo que he vivido en ese instante único. Quiero sostener en mis manos pobres la soledad herida de tantas vidas. Quiero ser pan partido, sangre derramada.

Domingo de la Sma Trinidad

Descarga Word. La confianza en ese Dios que me ama y salva es la que necesito para caminar. Confío en su amor incondicional. No me ama menos cuando fallo. Cuanto más caigo, más se conmueve y me abraza.

Pentecostés

Descarga Word. Sólo sé que entiendo lenguas que antes ignoraba. Veo más cerca el horizonte que parecía lejos. Y llevo en mi corazón un sueño eterno, que ha sembrado Dios. Llevo mis raíces conmigo.

Ascensión del Señor

Descarga Word. Prefiero el paraíso. Que no se turbe mi corazón al mirar al cielo. Sólo tengo que confiar y saber que Jesús va a hacer todo nuevo en mi alma. Va a limpiar mis tristezas. Va a hacerme más libre.

VI Domingo de Pascua

Descarga Word. No quiero olvidar lo que amo en mi corazón. El nuevo templo en el que Dios habita es mi corazón. Allí hará Dios su morada y se quedará para siempre. No me olvida. Y vivirá el Espíritu en mí.

V Domingo de Pascua

Descarga Word. El corazón se calma y sueña cuando abraza el sí. El sí es un sí a la vida verdadera, eterna, llena de esperanza. Un momento decisivo en el que digo que sí con los miedos sujetos en mis manos.

IV Domingo de Pascua

Descarga Word. Quiero llenar de luz las oscuridades del alma. Y encender hogueras en medio de las tinieblas. Miro a Jesús que me enamoró a mí. El alma tiembla conmovida. Miro a Jesús que salva mi camino.

III Domingo de Pascua

Descarga Word. Quiero sentir que valgo más que mis propios pecados, límites y debilidades. Sólo así podré acoger junto al lago la mirada de Jesús. Sólo entonces podré escuchar su invitación a cuidar de sus ovejas.

II Domingo de Pascua

Descarga Word. Quiere que camine a su lado recibiendo el pan partido. Quiere que vaya a Galilea, porque allí le veré. Quiere que meta la mano en su costado abierto, en la herida de sus manos, para que crea.