Homilias

1120 de 603 documentos

Miércoles de Ceniza

La ceniza me recuerda mi fragilidad y que estoy marcado por Jesús. Quiero acompañarlo a Él en sus 40 días de desierto, cuando preparó su corazón para escuchar y cumplir la voluntad de su Padre.

VIII Domingo tiempo ordinario

Descarga Word. Mi mirada cree, espera, se alegra. Ve el cielo en el infierno. Ve más allá de la aparente suciedad. La pureza está en mi interior. Puedo ver la vida con optimismo. Y creer en la bondad del hombre.

VII Domingo tiempo ordinario

Descarga Word. Miro con alegría mi imperfección. Es mi camino de liberación. Acepto mi verdad. Nada temo. Miro mi pobreza. Y sé que Jesús va a venir a buscarme en mi debilidad. Me levanta cuando estoy caído.

VI Domingo tiempo ordinario

Descarga Word. Mi vida dada por amor. Mi servicio generoso que no busca el propio bien, sino el del prójimo. Acepta el sacrificio diario con alegría y sonríe en medio de la tribulación. Es el martirio del amor.

V Domingo tiempo ordinario

Descarga Word. Es posible volver a soñar. A amar. A abrazar. A caminar mirando estrellas. Es posible andar sin tener los ojos fijos en el pasado. Puedo cambiar si dejo de lado creencias limitantes que me atan.

IV Domingo tiempo ordinario

Descarga Word. Quisiera que mi amor fuera un cirio encendido en medio de la noche. Una llama siempre firme. Sin importar vientos y brisas. Un amor que se consuma lentamente. Sabiendo que el tiempo es eterno.

III Domingo tiempo ordinario

Descarga Word. Sé lo que quiero y lo que no deseo. Lo que amo y lo que prefiero evitar. Quiero ser insobornable, íntegro, recto. Y mantenerme fiel a mi esencia, sin renunciar nunca a ser yo mismo.

II Domingo tiempo ordinario

Descarga Word. El camino de la vida no es recto. Hay subidas, bajadas, desvíos. Hay obstáculos y problemas. No es lineal. No está claro lo que Dios me pide. ¿Cómo discierno qué voces en mi alma vienen de Dios?

Bautismo del Señor

Descarga Word. Me duele el alma al pensar que se cierra un nuevo tiempo navideño. Guardo mi Belén con tristeza en el alma. Guardo a José, a María, al Niño. Guardo los pastores, los reyes, el castillo de Herodes.

María, Madre de Dios

Le consagramos a María nuestro nuevo año. Quiero escribir con Dios cada hoja del calendario en blanco que hoy empiezo. Lleno de incertidumbres, deseos y sueños. Un año completo lleno de frases perfectas y muchos renglones torcidos. Lleno de logros y de fracasos. De momentos de plenitud y hondos valles de tristezas. Dibujos a medio […]